lunes, 31 de julio de 2017

31.07.2017 - Santa Misa en 13tv




Palabra de Vida 31/7/2017:

«Se parece a un grano de mostaza»

Rvrdo.: Jesús Higueras Esteban


Camino Católico

Publicado el 31 jul. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 31 de julio de 2017, lunes de la 17ª semana de Tiempo Ordinario, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Mateo 13, 31-35:

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola al gentío:

«El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno toma y siembra en su campo; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un árbol hasta el punto de que vienen los pájaros a anidar en sus ramas».

Les dijo otra parábola:

«El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, hasta para que todo fermenta».

Jesús dijo todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les hablaba nada, para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta:

«Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo».


Padre Don: Jesús Higueras Esteban


00:19
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - "Se parece también el reino de los cielos a un grano de mostaza", que comienza a siendo la semilla más pequeña, pero después, si se cultiva y bueno, y se cuida, se convierte en el árbol más frondoso donde pueden anidar y pueden pararse todos los pájaros. Hoy celebramos además un santo al que muy bien se podría aplicar esta comparación, San Ignacio de Loyola. Una de las Glorias de España, algo de lo que los españoles nos tenemos que sentir profundamente orgullosos.

00:46
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Porque sigue siendo un santo español, es un santo universal. Porque verdaderamente la fidelidad de San Ignacio de Loyola fue tan grande que después, porque él fue fiel a su llamada, fue fiel a lo que Dios le pidió y funda la Compañía de Jesús. Pues esta Compañía de Cristo, esta Compañía de Jesús, se extiende por todos los continentes, y lleva el fuego del Amor de Dios, a los corazones de millones y millones de personas. ¿Cuántas cosas buenas?, ¿cuántas cosas bellas?, ha hecho la Compañía de Jesús, Jesuitas, le llamamos así de toda la vida. Y ha llegado hasta el final de la tierra y todo por la fidelidad de un hombre, Ignacio de Loyola, que empezó, efectivamente, como la más pequeña de las semillas.

01:26
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - El pobre, pues su conversión, comienza realmente, por lo visto con un bombazo, en una guerra, en una batalla, en la ciudad de Pamplona. Le quiebran la pierna, él tiene que ir a su caserio y permanecer mucho tiempo convaleciente. Y ahí es donde el Señor, pues va transformando poco a poco su corazón, hasta que le hace ver, cual es su Voluntad. Después peregrina a Manresa, va a Tierra Santa, funda la Compañía y comprende que el Señor le pide pues llevar el fuego de Cristo a toda la humanidad.

01:51
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Cosa que después sus hijos efectivamente hicieron con una fidelidad impresionante. Por eso, bien es verdad que, San Ignacio de Loyola es un hombre que su vida ha tenido muchas mucha repercusión. Y lo sabemos por los libros de la historia, pero y nuestras vidas, a lo mejor no seremos tan famosos como él, ni seremos tan importante como él. Pero no dudemos que nuestras vidas que son ese granito de mostaza. Si somos fieles, si acogemos esa palabra y la ponemos a fructificar, a lo mejor tu vida va a tener una repercusión muy importante.

02:20
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - En tus nietos, en tus amigas, en tus vecinas, en la gentes de tu Parroquía, es decir, en tus familiares, o en las gentes que te conocen, no se, por tu ejemplo. Por tu testimonio, por tu coherencia, por tu cariño, bueno, has ayudado a creer, has ayudado y has sido un instrumento de Dios para que la fe se extienda, a lo mejor, no como, que diré yo, a los cinco continentes, pero por lo menos si, a los cinco pisos que es tu comunidad de vecinos, y eso también tiene su importancia.

02:45
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Nadie es más importante, y nadie es menos importante, es verdad, que un santo como San Ignacio es conocido universalmente. Pero en la vida eterna, Los últimos serán los primeros, los primeros serán los últimos. No tengas miedo de ser como ese granito de mostaza. Porque el Señor a su tiempo te hará ver lo importante que ha sido tu vida, si has sido fiel y has dado testimonio de la fe a los demás.


Santa Misa del lunes de la 17ª semana de Tiempo Ordinario, 31 de julio de 2017


Camino Católico



Publicado el 31 jul. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Celebración de la Santa Misa del lunes de la 17ª semana de Tiempo Ordinario, emitida por 13 TV desde la Basílica de la Concepción de Madrid.


Inicio de la Santa Misa y Dedicación


00:46
Basílica de Nuestra Señora Asunción - Madrid:

En el Nombre del Padre y del Hijo
y del Espíritu Santo

℟.  Amen.

℣.  El Señor esté con Todos Vosotros.
℟.  y con tu espíritu

00:53
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Hermanos sean todos bienvenidos a la Celebración de la Eucaristía en este día en el que la Iglesia hace memoria de San Ignacio de Loyola, Presbítero. A uno de los grandes santos que el siglo XVI, español le ha dado a la Iglesia Católica, la Iglesia Universal. San Ignacio de Loyola se convierte a la fe después de un combate, en el que es herido. Él era caballero y después de un combate en su convalecencia comienza a reflexionar sobre aquello que mueve su espíritu, a alegrarse y a entristecerse. Y reconoce la presencia de Dios que le habla de esta forma: comienza un Camino de Conversión, que le lleva a Estudiar Teología, que le lleva a escribir los ejercicios espirituales, y a fundar la Compañía de Jesús.

01:38
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Vamos a encomendar especialmente a la Compañía de Jesús también en este día en el que celebramos a San Ignacio de Loyola. Vamos poniéndonos en presencia de Dios y reconociendo humildemente ante el nuestros pecados.

02:04
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

℣.  Tú que has sido enviado a sanar
los corazones afligidos: Kyrie eleison.

℟.  Kyrie eleison.

℣.  Tú que has venido a llamar
a los pecadores: Christe eleison.

℟.  Christe eleison.

℣.  Tú que estás sentado a la derecha del Padre
para interceder por nosotros: Kyrie eleison.

℟.  Kyrie eleison.

02:20
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

℣.  Dios todopoderoso
tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados
y nos lleve a la vida eterna.

℟.  Amén.

02:28
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Oremos
Señor Dios nuestro
que ha suscitado en tu Iglesia
a San Ignacio de Loyola
para extender la gloria de tu nombre
concédenos que después
de combatir en la tierra
bajo su protección
y siguiendo su ejemplo
merezcamos compartir con él
la gloria del cielo
por nuestro Señor Jesucristo
hijo que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos

℟.  Amén.


Lectura del libro del Éxodo (32,15-24.30-34):


03:17
Lectora del Evangelio: - En aquellos días Moisés se volvió y bajó del monte con las dos tablas del testimonio en la mano. Las tablas estaban escritas por ambos lados, eran hecho de Dios y la escritura era escritura de Dios grabada en las tablas. Al oír Josué el griterio del pueblo dijo a Moisés: se oyen gritos de guerra en el campamento. Contesto él no es grito de victoria, no es grito de derrota, que son cantos lo que oigo.

03:49
Lectora del Evangelio: - Al acercarse al campamento y ver el becerro y las danzas, Moisés se encendió en ira y tiró, las tablas y la rompió al pie de la montaña. Después agarró el becerro que habían hecho, lo quemó y lo trituró, hasta hacerlo polvo. Que hecho en agua y se lo hizo beber a los hijos de Israel. Moisés dijo a Aaron: ¿que te ha hecho este pueblo para que nos acarrees tan enorme pecado?" Contesto Aarón: "no se irrite mi señor sabes que este pueblo es perverso".

04:25
Lectora del Evangelio: - Me dijeron: "haznos un dios que vaya delante de nosotros, pues a ese Moisés que nos sacó de Egipto no sabemos qué le ha pasado. Yo le dije quién tenga oro que se desprenda de él, y me lo de. Yo lo eché al fuego y salió este becerro, al día siguiente Moisés dijo al pueblo habeis cometido un pecado gravísimo, pero ahora subiré al Señor a expiar nuestro pecado.

04:54
Lectora del Evangelio: - Volvió pues Moisés al Señor y le dijo: "este pueblo ha cometido un pecado gravísimo, haciéndose dioses de oro, pero ahora o perdona su pecado o me borra del libro que has escrito. El Señor respondió: al que haya pecado contra mí lo borraré del libro, ahora ve y guía a tu pueblo al sitio que te dije.

05:16
Lectora del Evangelio: - Mi Ángel irá delante de ti y cuando llegue el día de la cuenta le pediré cuenta de sus pecados.

℣.  Palabra de dios
℟.  Te Alabamos Señor.

05:26
Lectora Salmistas:

Sal 105,19-20.21-22.23

℟.  Dad gracias al Señor porque es bueno

En horett se hicieron en un becerro
adoraron un ídolo de fundición
cambiaron su gloria por la imagen
de un toro que come hierba

℟.  Dad gracias al Señor porque es bueno

se olvidaron de dios su salvador
que había hecho prodigioso en Egipto
maravillas en la tierra de Cam
portentos junto al mar rojo

℟.  Dad gracias al Señor porque es bueno

Dios hablaba ya de aniquilarlos
pero Moisés su elegido
se puso en la brecha
frente a Él
para apartar su cólera
del exterminio

℟.  Dad gracias al Señor porque es bueno

aleluya aleluya aleluya
por propia iniciativa
el padre no se engendró
con la palabra de la verdad
para que seamos como una primicia
de su criatura aleluya

06:32
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

℣.  El Señor esté con vosotros
℟.  y con tu espíritu


℣.  Lectura del Evangelio según San Mateo
℟.  Gloria a Ti Señor Jesús


Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,31-35):


06:45
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - En aquel tiempo jesús propuso otra parábola al gentío: "el reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno toma y siembra en su campo. Aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas, se hace un árbol hasta el punto de que vienen los pájaros del cielo a anidar en sus ramas". Les dijo otra parábola: "el reino de los cielos se parece a la levadura, una mujer la amasa con tres medidas de harina hasta que todo fermenta." Jesús dijo todo esto a la gente en parábolas; y sin parábolas no les hablaba nada para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta.

07:34
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré los secretos desde la fundación del mundo.

℣.  Palabra del Señor
℟.  Te Alabamos Señor Jesús.


HOMILIA



07:57
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - En cualquier ámbito de la vida en el que pensemos, en cualquier ámbito de la vida, en el que nos pongamos junto al éxito. Junto a aquello que hacemos o que sale bien aparece la tentación de la vanidad. Aparece siempre en mayor o menor medida la tentación de apuntarnos el tanto por lo que ha salido bien. Esta tentación, hay que saber dominarla, para que no nos lleve a creernos aquello que no somos.

08:28
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Hoy esto es lo que le sucede al pueblo de Israel en la primera lectura que hemos escuchado. Israel se ve ya sin enemigos, ha vencido a los pueblos más poderosos, incluso aquellos que lo habían esclavizado. Y eso ha hecho que se sientan invencibles, que se sientan especialmente fuertes. Con autoridad incluso para decirle a Dios cuando tiene que aparecer, como tiene que aparecer, y como tiene que estar para lo que ellos le pidan o necesiten.

08:59
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - En realidad su idolatría, este pecado que han cometido que hemos escuchado en la primera lectura es algo bastante común. Entiéndase esto, no quieren otro Dios, sino que lo que quieren es dar forma al que ellos han conocido. Es una forma de dominarlo dar forma a Dios, es una manera de dominarlo. De decirle, dónde tienes que estar, que tienes que darnos, como tienes que ser en cada momento.

09:37
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Eso es lo que ellos esperan que sea Dios, así es como ellos quieren que sea y por eso se ve reflejado en imagen. La imagen del becerro, esto no es tan lejano en realidad a nosotros, por eso decíamos que es algo bastante común. También nosotros, tenemos la tentación de marcarle a Dios sobre que sí puede decidir en nuestra vida y sobre qué cosas no puede decidir en nuestra vida.

10:05
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Le marcamos también en que tienes que tiene que hacernos justicia, en que las cosas tienen que ser como nosotros las vivimos, o las sufrimos, o las padecemos. No es tan lejano por lo tanto su pecado, el pecado del pueblo de Israel que olvida, por esa vanidad que todo lo ha recibido de Dios. Que la libertad y la fuerza las ha recibido de Dios, de nuestra situación, que también hemos recibido lo que tenemos, lo que somos, lo que avanza y lo que hace crecer nuestra vida de Él, de su generosidad.

10:45
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Por eso debería impactarnos especialmente la actitud de Moisés la decisión con la que Moisés responde a esta situación que se encuentra. Yo, estoy con mi pueblo, yo, estoy con ellos. Moisés reprende al pueblo haciéndole darse cuenta del grave pecado que ha cometido pero de inmediato se vuelve hacia Dios, para decirle lo que hagas con mi pueblo hazlo también conmigo.

11:15
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Ten en cuenta que lo que hagas hacia ellos, también lo tienes que hacer conmigo. Qué gran lección cuando nosotros tratamos tan a menudo de desmarcarnos del que hace las cosas mal. Ha sido éste, yo no he sido, mira esos como hacen las cosas. Moisés lejos de hacer así se pone de parte de ellos, dispuesto incluso a padecer él mismo destino que ellos por el pecado que han cometido, merecieran lejos de dios.

11:43
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Moisés sabe de dónde viene, la vanidad no a nublado su vista hasta el punto de querer separarse o alejarse de los otros. Porque sean más pecadores, o porque él los ve como más pecadores. Al contrario él se pone delante de Dios y con la misma firmeza con la que ha hablado al pueblo de Israel habla al Señor.

12:09
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Pero también es verdad, que en esa firmeza hay un amor grande, hay un amor profundo, necesario para poder dirigirse a Dios de una manera correcta, para poder dirigirse a Dios como se debe. Moisés tiene una relación íntima, profunda, obediente con el Señor. Y es de esa relación de la que nace la forma de responder al Señor. En Moisés no encontramos solamente un valiente, lo que encontramos es un creyente. Moisés es consciente de cómo es el Dios hacia el que se dirige.

12:45
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Que moisés se ponga de parte de sus hermanos, no significa que el pecado no tenga importancia. Es más bien justo lo contrario, debe ser muy grave ese pecado, para que el mismo Moisés esté dispuesto a tomar una decisión tan radical. Tan radical, tan importante yo me pongo con ellos, el pecado debe ser siempre cambiado. El pecado tiene que ser siempre vencido, y se manifiesta precisamente de esta forma, se manifiesta en nuestra vida por la tentación de la idolatría, por la tentación de la vanidad, por la tentación de desmarcarnos de los otros.

13:32
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Como si los otros fueran peores o más pecadores de lo que yo soy. Nosotros sabemos bien que Moisés es un personaje del Antiguo Testamento, que nos anuncia la mediación de Jesucristo. Jesucristo en el Nuevo Testamento es el que va a ejercer esa intercesión por todos los hombres. El que verdaderamente no cometió pecado, murió en la cruz, aceptó nuestro destino, para perdonar, para obtener el perdón de nuestros pecados.

14:06
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - En Moisés nosotros vemos el esbozo, de lo que va a hacer después Jesucristo para nuestra salvación. Él trae el reino para todos, el planta ese grano de mostaza, para que en sus ramas cuando ese reino crezca podamos también ser todos acogidos. Acogido siempre que seamos capaces de reconocer nuestro pecado, de reconocer nuestra debilidad, acogido siempre y cuando seamos capaces de la necesidad del mediador.

14:36
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - De la necesidad de Jesucristo de que no son nuestras percepciones o nuestras buenas acciones las que nos dan la salvación, sino Cristo que se ha puesto en la brecha. Como decía el salmo responsorial para salvarnos. Pidamos al Señor que nos conceda vivir hoy pendientes de la verdadera salvación, que nos conceda vivir hoy pendientes de que esa salvación no la obtenemos desmarcandonos, alejándonos de los otros pecadores, sino al contrario en la experiencia de que formamos parte de un pueblo pecador.

15:10
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Que ha sido rescatado, para gloria de Dios, que el Señor nos conceda, reconocer su bondad porque él está intercediendo por nosotros para darnos la vida eterna.

15:53
Rvrdo. Don: Diego Figueroa: - Presentemos a Dios que es nuestro Padre, nuestras peticiones:

16:02
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Por el Papa por nuestro Obispo
por todos los Obispos del mundo

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

por nuestra parroquia
por los sacerdotes
los catequistas
el consejo parroquial
y cada una de las actividades
que aquí se realizan

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

por las palabras
y las personas
y las instituciones
que trabajan por la paz
y el desarme

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

por los millones
de hombres y mujeres
de niños y ancianos
que padecen hambre
en todo el mundo

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

por los cristianos
las cristianas
que han dedicado su vida
a la oración
y a la contemplación

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

por todos los que compartimos
con el cual es esta eucaristía
y por nuestros
familiares y amigos

℣.  Oremos unidos
℟.  Te rogamos oyenos

Escucha padre la oración
que te presentamos
por Jesucristo nuestro Señor

℟.  Amen.

19:10
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Orad Hermanos
para que este Sacrificio
mío y vuestro
sea agradable a Dios
Padre Todopoderoso.

El Señor reciba
de tus manos este sacrificio,
para alabanza
y gloria de su nombre,
para nuestro bien
y el de toda su Santa Iglesia.

que te agraden Señor Dios
las ofrendas que te presentamos
en la fiesta de San Ignacio de Loyola
concédenos que éstos divinos misterios
que estableciste como fuente
de toda la santificación
no santifiquen
también en la verdad
por Jesucristo nuestro Señor

℟.  Amen.

19:43
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

℣.  El Señor esté con vosotros
℟.  Y con tu espíritu
℣.  Levantemos el corazón

℟.  Lo tenemos levantado hacia el Señor.
℣.  Demos gracias al Señor nuestro Dios.
℟.  Es justo y necesario

19:56
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

En verdad es justo y necesario
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar
Señor Padre Santo

Dios todopoderoso y eterno
por Cristo Señor Nuestro
porque nos concede la Alegría
de celebrar hoy la fiesta

de San Ignacio
fortaleciendo a tu Iglesia
con el ejemplo de su vida santa
instruyéndola con su palabra

protegiéndola con su intercepción
por eso con los Ángeles
y con la multitud de los Santos
te cantamos el himno
de alabanza diciendo sin cesar:

20:25
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del Universo.
Llenos están el cielo
y la tierra de Tu gloria.

Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

Santo eres en verdad, Señor,
fuente de toda Santidad;
por eso te pedimos
que Santifiques estos dones
con la efusión de tu Espíritu,

de manera que se conviertan
para nosotros
en el Cuerpo
y la Sangre

de Jesucristo,
nuestro Señor.
El cual,
cuando iba a ser entregado

a su Pasión,
voluntariamente aceptada,

tomó pan; dándote gracias, lo partió
y lo dio a sus discípulos diciendo:

TOMAD Y COMED TODOS DE EL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.

21:21
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Del mismo modo, acabada la cena,
tomó el caliz, y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y BEBED TODOS DE EL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR MUCHOS
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

22:08
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Aclamemos el misterio de la fe:

Cada vez que comemos,
de este pan y bebemos de este Cáliz
Anunciamos Tu Muerte, Señor
hasta que vuelva

22:18
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Así pues padre
al celebrar ahora el memorial
de la muerte y resurrección
de tu hijo te ofrecemos

el pan de vida y el cáliz de salvación
y te damos gracias
porque nos hace dignos
de servirte en tu presencia

te pedimos humildemente
que el Espíritu Santo
congregue en la unidad
a cuantos participamos

del cuerpo y la sangre de Cristo
acuérdate Señor de tu Iglesia
extendida por toda la tierra
y con el Papa Francisco

con nuestro Obispo Carlos
y todos los pastores
que cuidan de tu pueblo
llévala a su perfección por la caridad

recuerda a tu hijo ... a quien llamaste
de este mundo a tu presencia
concédele que así como ha compartido ya
la muerte de Jesucristo

comparta también con Él
la gloria de la Resurrección
acuérdate también de nuestros hermanos
que durmieron

en la esperanza de la Resurrección
y de todos los que han muerto
en tu misericordia admitelos a contemplar
la luz de tu rostro

ten misericordia de todos nosotros
y así con María la Virgen
Madre de Dios su esposo San José
los Apóstoles y cuántos

vivieron en tu amistad
a través de los tiempos
merezcamos por tu hijo
Jesucristo compartir la vida eterna
y cantar tus Alabanzas

23:38
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Por Cristo
con Él y en Él
a ti Dios, Padre Omnipotente
en la unidad del Espíritu Santo
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos

23:53
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Fieles a la recomendación del salvador
y siguiendo su divina enseñanza
nos atrevemos a decir

24:03
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

PADRE NUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

24:26
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.

℟.  Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

24:46
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:
"La paz os dejo, mi paz os doy";
no tengas en cuenta nuestros pecados,
sino la fe de Tu Iglesia

y, conforme a tu palabra,
concedele la paz y la unidad.
tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos.

℟.  Amen.

25:03
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

℣.  La paz del Señor esté siempre con vosotros.
℟.  y con tu espíritu.

Daos como hermanos la paz

25:15
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.

25:43
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Éste es el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.
Señor, no soy digno de que entres en mi casa,
pero una palabra tuya bastará para sanarme.

31:34
Rvrdo. Don: Diego Figueroa:

Oremos
Señor el sacrificio
de Alabanza que te hemos ofrecido
para darte gracias
en la fiesta de San Ignacio de Loyola
nos lleve a glorificar
tu inmensa gloria por toda la eternidad
por Jesucristo Nuestro Señor

℟.  Amen.

℣.  El Señor esté con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

La bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros.

℟.  Amen.

℣.  Podéis ir en Paz
℟.  Demos Gracias al Señor


Enlaces externos



No hay comentarios:

Publicar un comentario