jueves, 17 de agosto de 2017

17.08.2017 - Santa Misa en 13tv




Palabra de Vida 17/8/2017:

«Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial»

Rvrdo.: Jesús Higueras Esteban


Camino Católico



Publicado el 17 ago. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 17 de agosto de 2017, jueves de la 19ª semana de Tiempo Ordinario, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Mateo 18, 21-19, 1:

En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó:

«Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?».

Jesús le contesta:

«No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Por esto, se parece el reino de los cielos a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así.

El criado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo:

“Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo”.

Se compadeció el señor de aquel criado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero, al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo:

“Págame lo que me debes”.

El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba, diciendo:

“Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré”.

Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía.

Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo:

“¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo rogaste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?”.

Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.

Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si cada cual no perdona de corazón a su hermano».

Cuando acabó Jesús estos discursos, partió de Galilea y vino a la región de Judea, al otro lado del Jordán.


Padre Don: Jesús Higueras Esteban


00:20
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - "Lo mismo hará con vosotros, mi Padre Celestial", si cada cual no perdona de corazón a su hermano. Es que, qué difícil es presentarse ante Dios y decirle Señor perdoname mis pecados. Y tú, ¿has perdonado a los demás?, yo te tengo que perdonar a ti cien y tu no has sido capaz de perdonar diez. Aquí tienes al lado y por eso Jesucristo en su sabiduría nos dijo: - que la Oración más completa, que la Oración más bella, era la Oración del Padre Nuestro.

00:48
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - En la que decimos perdona nuestras ofensas, porque también nosotros o como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y por eso piensa, ¿quién te ha ofendido?, ¿quien te a humillado?, ¿quien te a malogrado la vida?, o te ha hecho la faena del siglo. ¿Le has perdonado de verdad?, no es fácil perdonar y ahí cuando se nos mete la soberbía por medio y nos ponemos chulos por dentro. Perdono pero no olvido y no quiero volver a verla y nos puede meter ahí como una especie como batido de malestar, de rabia, de todo.

01:23
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Haber, perdonar significa renunciar a la venganza, no voy a tratar a esta persona como él me ha tratado. Por supuesto eso es lo primero, en segundo lugar bueno pues perdonar, es también por supuesto, que nuestro corazón no dejar que el rencor, la amargura, el recuerdo antipático, pues como que se instale, no. Y cada vez que nos venga el pensamiento antipático, o triste de que esta persona se ha portado muy mal, pues luchar contra ese pensamiento y cambiarlo por otra cosa.

01:47
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Y en tercer lugar, el perdón es por qué no decirlo rezar y pedir por las personas que no se ha podido hacer mal. Pedir por la conversión de su corazón, pedir porque no hagan daño a nadie más, pedir porque realmente se den cuenta y que no se queden con ese pecado inscrito dentro de ellos mismos. Es un modo de amar, orar, a lo mejor perdonar a tu hermano, significa que vas a darle un abrazo cuánto te quiero, como te perdono ya me cae muy bien. A lo mejor nunca me vas a caer bien, no tienes por qué caerme bien, pero desde luego yo el mal no te deseo.

02:18
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Y te perdono por supuesto como Dios me perdone a mí, porque he hecho también muchas cosas mal. Si no piensa, ¿cómo te gustaría que te trataran cuando tú te equivocas?, ¿cómo te gustaría que te trataran cuando tú has hecho algo muy gordo, muy feo?, y has pedido perdón. Incluso aunque no te pidan perdón, tu perdona, no importa; el perdón no depende del que lo recibe, el perdón depende sobre todo de quién lo quiere dar.

02:40
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Dios perdona a todos los hombres, aunque muchos hombres no quieren el perdón de Dios e incluso se ríen de ese Perdón. Tú imita a Dios, nuestro Señor y por tanto si ves que todavía queda rencor en tu corazón, perdona de todo corazón para que nuestro Padre Celestial haga también contigo lo mismo.


Santa Misa del jueves de la 19ª semana de Tiempo Ordinario, 17 de agosto de 2017


Camino Católico



Publicado el 17 ago. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Celebración de la Santa Misa del jueves de la 19ª semana de Tiempo Ordinario, emitida por 13 TV desde la Basílica de la Concepción de Madrid.

martes, 8 de agosto de 2017

08.08.2017 - Santa Misa en 13tv




Palabra de Vida 8/8/2017:

«Le entró miedo, empezó a hundirse»

Rvrdo.: Jesús Higueras Esteban


Camino Católico



Publicado el 8 ago. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 8 de agosto de 2017, martes de la 18ª semana de Tiempo Ordinario, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Mateo 14, 22-36:

En aquellos días, cuando la gente hubo comido, Jesús obligó a los discípulos a subir a la barca y a ir por delante de Él a la otra orilla, mientras Él despedía a la gente. Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar; al atardecer estaba solo allí.

La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino Él hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma», y de miedo se pusieron a gritar.

Pero al instante les habló Jesús diciendo:

«¡Ánimo!, que soy yo; no temáis».

Pedro le respondió:

«Señor, si eres tú, mándame ir donde tú sobre las aguas».

«¡Ven!», le dijo.

Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como empezó a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!».

Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice:

«Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?».

Subieron a la barca y amainó el viento. Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo:

«Verdaderamente eres Hijo de Dios».

Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret. Los hombres de aquel lugar, apenas le reconocieron, pregonaron la noticia por toda aquella comarca y le presentaron todos los enfermos. Le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaron salvados.


Padre Don: Jesús Higueras Esteban


00:20
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - "Le entró miedo y empezó a hundirse", que escena tan bonita, vamos hoy a contemplar el Evangelio. Como creen los Apóstoles que ven un fantasma, por que Jesús camina sobre las aguas. Simón Pedro le dice: "y si eres tú Señor, haz que yo también camine y efectivamente al principio Pedro se pone a caminar, pero le entró miedo. Empezó a dudar, empezó a desconfiar, claro, se decía, yo caminar sobre las aguas, y claro, empezó a hundirse.

00:40
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - Hasta que el Señor les recoge, que no confía más, aprende a confiar, cuantas veces nos ha pasado, a mí por lo menos, me supongo que muchos de vosotros también. Que hemos empezado la vida, cosas importantes, cosas bonitas y de repente, pues como que empezamos a tener miedo. Seré capaz de sacar esto adelante, empezamos a equivocarnos e incluso, parece que tiene que hemos fracasado y que nos hundimos y es que el momento de tender la mano a Jesucristo, y decirle Señor, Sálvame que me hundo, sálvame que aparentemente estoy fracasando, sálvame que no sé por dónde seguir.

01:15
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - Y cuántas veces en la vida por sí tenemos disgustos, incluso un proyecto familiar que habéis hecho, pues, se rompe porque una de las personas, pues deciden marcharse. Y se rompe una familia y parece como que todo está perdido, y que nos estamos hundiendo. Lo más amargo de los absurdos ese momento es buscar al Señor, Señor sálvame, Señor que no puedo caminar sobre las aguas. Que parece que me estás pidiendo cosas imposibles que está muy por encima de mis posibilidades.

01:41
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - Y Jesús le dice: "pues no tengas miedo, porque yo estoy aquí" si yo te he mandado hacer este recorrido. Si yo te he permitido que camines sobre las aguas, no es para reírme de ti, para seguir sacandote adelante. Y a lo mejor en tus dificultades precisamente porque te has hundido y ha sabido recurrir a mí. Esto te va a ser una mejor persona, te va a ser más humano, más comprensivo, más cariñoso.

02:02
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - No dejes que la amargura, sea la consecuencia de tus fracasos, o de tus hundimientos, sino todo lo contario, invoca Cristo y Él precisamente espantará de tu corazón, cualquier atisbo de desánimo, de tristeza, de miedo, de inseguridad. Cuando tienes a Cristo en tu corazón, el te hace capaz absolutamente de todo. Y por eso sí Pedro caminó sobre las aguas porque porque confiaban Jesús.

02:27
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - En el momento en que empezó a desconfiar que se olvidó de Él, que pensaba que sólo tarea suya, que él podía con todo, que él pensaba que ya, efectivamente, se hunde. Y tiene que volver a invocar a Jesús, nosotros tenemos que invocarle tantas veces, porque sea muchas veces. En la vida tenemos sensación de que nos hundimos, si, nos pasará muchas veces, seguro que, no ni una ni dos, más.

02:47
Rvrdo. Don: Jesús Higueras Esteban: - Cada vez que tú experimentes, que te estás hundiendo, invoca a Jesús y Él no te va a decepcionar. Señor sálvame y el te tenderá la mano, te sacara adelante y te acompañará y te conducirá hacia el puerto seguro.


Santa Misa del martes de la 18ª semana de Tiempo Ordinario, 8 de agosto de 2017


Camino Católico



Publicado el 8 ago. 2017 - (13 TV / caminocatolico.org/home/) Celebración de la Santa Misa del martes de la 18ª semana de Tiempo Ordinario, emitida por 13 TV desde la Basílica de la Concepción de Madrid.

Comienzo de la Santa Misa


01:08
Basílica de la Concepción de Madrid:

En el Nombre del Padre y del Hijo
y del Espíritu Santo

℟.  Amen.

La paz, la caridad y la fe
de parte de Dios Padre
y de Jesucristo el Señor
estén con todos vosotros

01:21
Basílica de la Concepción de Madrid: - Recordamos hoy en este martes 08 de agosto a una de las figuras importantes de la Iglesia en España originario de un pueblo de Burgos. Pero que realmente ha sido su influencia, se ha hecho patente en toda, en toda la Iglesia Universal. Estoy refiriendo a Santo Domingo de Guzmán, el Fundador de la Orden de los Dominicos.

01:42
Basílica de la Concepción de Madrid: - Pues nos unimos también y tenemos un momento especial de Oración hoy por esta orden y por toda la Familia Dominicana. Para que su servicio a la Palabra de Dios a través de la Predicación, Predicación con la Palabra y con el testimonio de vida pues aliente también nuestra Vida Cristiana y nos haga ser un poco más sensibles a la importancia que tiene la Predicación, Escucha y Oración.

02:13
Basílica de la Concepción de Madrid: - La Palabra de Dios, en nuestro en nuestro día a día, la Eucaristía es un una muestra muy importante, no de esa fuerza, de la Palabra de Dios. Por eso nosotros cada día, nos reunimos aquí, precisamente en torno a eso en torno a la Palabra de Dios, así se nos entrega en el cuerpo y en la sangre de Jesús, la Mesa del Altar.

02:34
Basílica de la Concepción de Madrid: - Pues comenzamos nuestra celebración poniendo nuestro corazón delante de Dios y pidiendo perdón por esas veces que no hemos sido fieles. A la Palabra escuchada y a la proclamación con lo que decimos y con lo que hacemos. El Mensaje de Jesús través de su Evangelio, no sólo es una Buena Noticia para cada uno de nosotros.

02:56
Basílica de la Concepción de Madrid: - Sino que nos impulse a que tengamos que ser Buena Noticia para los demás, por eso en un instante de silencio pedimos perdón a Dios.

03:08
Basílica de la Concepción de Madrid:

Yo confieso ante Dios Todopoderoso
y ante vosotros hermanos
que he pecado mucho
de pensamiento, palabra,
obra y omisión

Por mi culpa,
por mi culpa,
por mi gran culpa.
Por eso ruego a Santa María,

siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos
y a vosotros, hermanos,
que intercedáis por mí ante Dios,
nuestro Señor.

Dios todopoderoso
tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados
y nos lleve a la vida eterna.

℟.  Amen.

03:48
Basílica de la Concepción de Madrid:

Oremos te pedimos Señor
que Santo Domingo de Guzmán
insigne predicador de tu palabra
ayude a tu Iglesia

con sus enseñanzas
y sus méritos
e interceda también
con bondad por nosotros

por nuestro Señor Jesucristo
tu hijo que vive
y reina contigo en la unidad
del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos

℟.  Amen.

Lectura del libro de los Números (12,1-13):


04:20
Lectora del Evangelio: - En aquellos días María y Aarón hablaron contra Moisés, a causa de la mujer cusita que había tomado por esposa. Decían: - "Ha hablado el Señor sólo a través de Moisés, no ha hablado también a través de nosotros." El Señor lo oyó, Moisés era un hombre muy humilde más que nadie sobre la faz de la tierra.

04:55
Lectora del Evangelio: - De repente el Señor... encuentro y los tres salieron. El Señor bajo en la columna de nube y se colocó a la entrada de la tienda y llamó Aarón y a María. Ellos se adelantaron y el Señor les hablo: - "escuchad mis palabras, si hay entre vosotros un profeta del Señor me doy a conocer a Él en visión y le habló en sueños. No así a mi siervo Moisés, el más fiel de todos mis siervos. A él le habló cara a cara abiertamente y no por enigmas, y contempla la figura del Señor.

05:27
Lectora del Evangelio: - ¿Cómo os habéis atrevido a hablar contra mi siervo Moisés? La ira del Señor se encendió contra ellos y el Señor se marchó. Al apartarse la nube de la tienda, María estaba leprosa con la piel como la nieve Aarón se volvió hacia ellay vió que estaba leprosa. Entonces Aarón dijo a Moisés: - "perdón Señor no nos exigas cuentas del pecado que hemos cometido insensatamente. No dejes a María como un aborto que sale del vientre con la mitad de la carne consumida." Moisés suplicó al Señor: "por favor curala." Palabra de Dios.

06:11
Lectora del Salmo:

Salmo 50,3-4.5-6.12-13

℟.  Misericordia Señor hemos pecado

misericordia Señor hemos pecado
misericordia de Dios mío por tu bondad
por tu inmensa compasión borra mi culpa
lava del todo mi delito
limpia mi pecado

℟.  Misericordia Señor hemos pecado

pues yo reconozco mi culpa
tengo siempre presente mi pecado
contra ti contra ti solo pequé
cometí la maldad en tu presencia

℟.  Misericordia Señor hemos pecado

en la sentencia tendrás razón
en el juicio resultarás inocente
mira en la culpa nací
pecador me concibió mi madre

℟.  Misericordia Señor hemos pecado

o Dios crea en mí un corazón puro
renuevame por dentro
con espíritu firme
no me arroces lejos de tu rostro
no me quites tu santo espíritu

℟.  Misericordia Señor hemos pecado

Aleluya, Aleluya, Aleluya

Rabí tú eres el hijo de Dios
tú eres el rey de Israel

Aleluya, Aleluya, Aleluya


Lectura del santo evangelio según san Mateo (14,22-36):


07:33
Basílica de la Concepción de Madrid: - El Señor esté con vosotros, Lectura del Santo Evangelio según San Mateo

07:43
Basílica de la Concepción de Madrid: - Después que la gente se hubo saciado Jesús apremió a sus Discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras Él despedía a la gente. Y después de despedir a la gente subió al monte, a solas a orar. Llegada la noche estaba allí sólo, mientras tanto la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. A la cuarta vela de la noche, se les acercó Jesús andando sobre el mar. Los discípulos viéndoles, andar sobre el agua se asustaron y gritaron de miedo.

08:22
Basílica de la Concepción de Madrid: - Viendo que era un fantasma, Jesús les dijo enseguida: - "ánimo Soy Yo, no tengáis miedo". Pedro le contestó: - "Señor, si eres Tú mandamé ir a Ti, sobre el agua": Él le dijo: - "Ven". Pedro bajo de la barca y echó andar sobre el agua acercándose a Jesús. Pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: - "Señor sálvame". Enseguida Jesús extendió la mano lo agarró y le dijo: - "hombre de poca Fe, ¿porque has dudado?"

09:06
Basílica de la Concepción de Madrid: - Los de la barca se postraron ante Él diciendo: - "Realmente eres hijo de Dios." Terminada la travesía llegaron a tierra en Genesarette y los hombres de aquel lugar apenas lo reconocieron, pregonaron la noticia por toda aquella comarca. Y le trajeron a todos los enfermos, le pedían tocar siquiera la orla de su manto y cuántos lo tocaban quedaban curados. Palabra del Señor.


HOMILIA



09:45
Basílica de la Concepción de Madrid: - Pues la palabra de Dios en este día en el que precisamente recordamos al Fundador de la Orden de los Predicadores. Predicadores de la Palabra de Dios, Predicadores al Servicio de la Palabra de Dios. Nos proponen dos escenas que tienen también su toque de cierta simpatía y de cierta cotidianidad. Aparte de los elementos de dureza que pueden esconder, pues cada una de las dos escenas que hemos leído hoy.

10:15
Basílica de la Concepción de Madrid: - La primera lectura hemos leído un fragmento del Libro de los Números, unos de esos Cinco Primeros Libros de la Biblia, que llaman el Pentateuco que no sólo son importantes porque están al principio de toda la biblia. Sino porque esos Cinco Libros, son los que sustentan en la memoria del Pueblo de Israel, sus raíces, su fundación, como pueblo, y no como pueblo o como unión de personas que comparten una serie de vínculos familiares.

10:43
Basílica de la Concepción de Madrid: - Sino como pueblo que ha sido elegido por Dios, para ser la luz de las demás naciones, para transmitir a los demás, la imagen de ese Dios. Que luego Jesús en plenitud nos va a transmitir como hijo de Dios y que hoy también el Evangelio pues como cada una de sus páginas nos ayuda a redescubrir un poco más y a alentar un poco nuestra vida.

11:07
Basílica de la Concepción de Madrid: - Bien pues hoy, tenemos a tres personajes de ese gran ciclo, en el que el protagonista junto a Dios, es Moisés. Y Moisés aparece con sus dos hermanos, con María, Miriam. María dice aquí en esta traducción y Aarón. Pocas veces aparecen juntos si recordamos la historia de Moisés, Moisés al poco de nacer para salvarlo, es llevado, no, sólo por la madre. En un en una canastilla, que precisamente por eso hoy, se llama Moisés, las Canastillas para Bebés.

11:42
Basílica de la Concepción de Madrid: - Y ahí es dejado en las aguas, quien contempla esa escena, tremendamente llenos de de pena por deshacerse de su de su hermanito, son precisamente María y Aarón. Pues esa María y Aarón que aparecen siendo Moisés niño entre lágrimas, parece que no tienen nada que ver con la María y Aarón que nos presenta hoy esta página del Libro de los Números. ¿Que están haciendo María y Aarón de su hermano?, pues criticarle por la espalda. No es nada nuevo esta actitud, no crean a nosotros nos podemos encontrar no tantas veces, a lo largo de nuestro día, de nuestra semana, aquí, empiezas a surgir un poco cierta cierta envidia de Aarón y de María respecto a su hermano Moisés.

12:26
Basílica de la Concepción de Madrid: - Por esa elección que Dios ha hecho de él y por esa misión que tiene que llevar adelante, desde, sustentando pues ese carisma, podemos decir, de la profecía. Moisés que ha tenido que salir un poco del círculo desde donde estaba en casa del faraón cómodamente para para guiar a su pueblo a la tierra prometida de Jesús. Pues chocán aquí con estos hermanos que le tienen algo de envidia, le tienen algo de manía. Encima son los mayores, él es el pequeño, razón de más en la cultura que privilegia todo esto de de la primogenitura y del ser el mayor.

13:08
Basílica de la Concepción de Madrid: - Sin embargo, ante todas esas envidias y críticas, cuando llega un momento duro y es que María la hermana, contrae la letra la respuesta de Moisés, no es ni la venganza, no es ni dar la espalda a sus hermanos. Sino ser el primero en pedirle a Dios meterse en oración, poniendo toda su vida a disposición y al ofrecimiento, para que Dios pueda curar a su hermana de la lepra.

13:38
Basílica de la Concepción de Madrid: - Moisés no responden en primer lugar cuando llegan estos elementos de crítica, sino que el pacientemente pues se siente por encima de todas esas críticas y de todas esas envidias personales. No les dan más importancia de lo que tienen, dicen incluso el texto Moisés será un hombre muy humilde, más que nadie sobre la faz de la tierra. Es una contradicción esto que, de que humilde no le gane nadie, pero luego lo demuestra un poco con su paciente espera y con su disposición total ante la necesidad de su hermana María en un momento de dificultad, como es la enfermedad y no una enfermedad cualquiera.

14:18
Basílica de la Concepción de Madrid: - La enfermedad de la lepra y esa es entonces esa es la respuesta de Moisés diciendo al Señor por favor curarla. Así terminaba hoy la lectura de hoy, que podemos completar un poco y con la respuesta que hemos dicho del Salmo. Uno de los Salmos más conocidos, el Salmo 50 que es el Gran Salmo en el que mejor nos ayuda a ofrecernos palabras mismas de Dios. Para pedir perdón y para estar abiertos a la misericordia de Dios. Este Salmo que podemos poner en boca para ver un poco los sentimientos también de rendimiento de María y Aarón por criticar a su hermano y por pensarse que ellos son mejores que nadie.

15:00
Basílica de la Concepción de Madrid: - Pues es también nuestra oración, hoy en día, ante tantas cosas, para las que necesitamos el perdón de Dios. Cosas tan sencillas de nuestro día a día cómo hablar mal de alguien, por la espalda o de criticar y mostrar nuestras pequeñas envidias de cada día pues a través de críticas como está. A lo mejor sin llegar a las situaciones tan extremas y tan duras como las que se presentan a Moisés. También es un poco curioso y cotidiana dentro de la excepcionalidad del milagro que nos narra el Evangelio de Mateo. Pues esta escena que nosotros hemos leído hoy en el que Pedro cobra también un papel muy destacado. Esta escena de Jesús andando sobre las aguas, podemos aplicarla también un poco a Jesús que se mete en las aguas tremendamente, a veces tempestuosos de la historia, para acercarse a su Iglesia.

16:03
Basílica de la Concepción de Madrid: - Tradicionalmente la barca y ésta abarca zarandeada y en medio de la tempestad ha sido imagen de la Iglesia y de todas las dificultades, las persecuciones, que han surgido, que ha vivido a lo largo de la historia. Comenzando por los por los primeros siglos y en esto los Apóstoles son claramente testigos y su muerte en el martirio pues dan buena prueba de ello. Pero lo mejor hoy en día, podemos hacer una lectura, de que la barca somos nosotros y que Jesús sigue viniendo hacia la barca, sigue viniendo a cada uno de nosotros, salvando todo obstáculo, como salva aquí el hecho de que tenga que caminar sobre las aguas para llegar hasta nuestro corazón.

16:40
Basílica de la Concepción de Madrid: - ¿Cómo llega hacia su Iglesia?, es el mismo camino. Venir a cada uno de nosotros, que venir hacia su Iglesia. Ahora la clave está y en esto, pues Pedro nos sirve un poco de ayuda, para entender que a veces somos nosotros los que ponemos resistencias. Es un poco y Pedro aquí que sale muy impetuoso muy valeroso diciendo: - "no, no, yo aquí soy también el mejor, el más valiente. Y yo soy el que el que va hacia Jesús." Pues a veces nosotros pues nuestras nuestros impedimentos para dejar a que Jesús llega a nosotros, venga a nuestra barca tantas veces, pues, inestable por tantas por tantas cosas tantos problemas, tantas dificultades, tantas resistencias, tanto cansancio a la hora de pues de dar pasos más decididos.

17:35
Basílica de la Concepción de Madrid: - Para comprometernos más en nuestra Vida Cristiana, lo que está claro que todo eso sin Jesús en nuestra barca no lo podemos hacer. Entonces a lo mejor nosotros hoy es un buen día para que recojamos la oración que hace Pedro: - "Señor sálvame", este grito es el que abre las puertas o abre o ponen en disposición de que realmente Jesús pueda llegar a la barca. Y esto es muy profundo a lo mejor uno lee aquí sálvame y piensa que este concepto, pues no se, lo ha trivializado la la televisión. No, no, realmente muy profundo, le estamos permitiendo a Jesús que suba a nuestra barca, que llegue hasta nuestro corazón.

18:21
Basílica de la Concepción de Madrid: - Venciendo todo tipo de resistencias, las personales que no nos dejan crecer y ser mejores, liberarnos de tantas excusas y de tantas resistencias y también las que como comunidad nosotros podemos tener. Pues pensando pues, en lo mal que está el mundo, en las dificultades que tiene la Iglesia. A la gente un poco que parece ir en contra y no entender un poco el mensaje de Jesús. Pues eso es lo que nosotros tenemos tenemos que dejar y permitir, que Jesús se suba a la barca. Y esto se hace manteniendo un equilibrio, que los Evangelios sutilmente nos resaltan cada día y con esta idea termino.

19:09
Basílica de la Concepción de Madrid: - Jesús en los Evangelios aparece haciendo muchas cosas, de hecho aquí justo en la página anterior a la que hemos leído hoy en él en el Evangelio. Pues Jesús ha estado multiplicando los panes para dar de comer a toda una multitud. Llega al pueblo siguiente, lo hemos leído ya al final llega a Genesaret y Jesús se pone a atender a los enfermos, y a curar. Pero aparte de esa actividad, que aparece frenética, Jesús mantiene un equilibrio que también es clave para nosotros para nuestra vida cristiana. El Evangelio de Mateo nos lo resalta hoy, el de Lucas lo resalta muchísimo, y quiere decir que es un elemento que había que insistir mucho, también a los Primeros Cristianos.

19:50
Basílica de la Concepción de Madrid: - En los que se piensa inmediatamente cuando los evangelistas escriben el Evangelio precisamente. Y es cuando dice en el Evangelio y después de despedir a la gente, aquella con la que había compartido el pan. Que no tenían casi para comer, subió al monte a solas para orar. Este es el equilibrio al que nos invita también hoy la palabra de Dios. No sólo hacer las cosas de atender a los enfermos, de ayudar a los necesitados, como hace Jesús con el pan. Jesús realiza todas esas acciones porque la fuerza la saca de un sitio y aquí los evangelistas nos lo deja claro.

20:32
Basílica de la Concepción de Madrid: - Gracias a la relación de Jesús con el Padre, pues por eso también nosotros tenemos que buscar ese equilibrio de cultivar nuestra relación y nuestra amistad con Jesús. Que se suba a nuestra barca, aunque parezca que a veces está a punto de naufragar, para que luego nosotros podamos ponernos sacar las fuerzas. Para repararla y para llegar mejor al corazón de los demás y para transmitir con nuestras palabras y con nuestros hechos. Así como lo intuyó Santo Domingo de Guzmán pues este mensaje de buena noticia que Jesús nos trae.

21:04
Basílica de la Concepción de Madrid: - Entonces no nos viene mal, que de vez en cuando repitamos esta oración de Jesús: - "Señor sálvame, Señor sálvanos, Señor sálvame", para que con él podamos llevar adelante esta tarea, que es complicada y que es difícil, que es dura, pero que es totalmente satisfactoria y gratificante, porque es nuestra tarea de ser y vivir como hijos de Dios. Que Así Sea.

21:39
Basílica de la Concepción de Madrid: - Que ese Jesús hacia Dios nuestro Padre, dispuesto a escuchar nuestra oración como escucha la de Jesús, como escucha la de Pedro le presentamos nuestras necesidades y súplicas. Hoy en la Festividad de Santo Domingo de Guzmán.

21:53
Basílica de la Concepción de Madrid:

Para que la Iglesia
promueva a todos los niveles
la fidelidad al Evangelio
como signo de amor a Dios

ya los hombres
Roguemos al Señor

℟.  Te Rogamos Oyénos.

Para que el Señor ayude
a los pastores a guiar a sus
comunidades con su vida y ejemplo
Roguemos al Señor

℟.  Te Rogamos Oyénos.

Para que todos los cristianos
aprendan a resolver
sus problemas a la luz de la fe
Roguemos al Señor

℟.  Te Rogamos Oyénos.

Para que el ejemplo de los santos
contribuya a que los jóvenes
descubran su vocación cristiana
Roguemos al Señor

℟.  Te Rogamos Oyénos.

Para que cuantos celebramos
la santidad de Santo Domingo de Guzmán
recibamos el auxilio
de su intercesión
Roguemos al Señor

℟.  Te Rogamos Oyénos.

22:41
Basílica de la Concepción de Madrid: - Por todo esto también nuestras intenciones que traemos en nuestro corazón, también las de toda la Familia Dominicana. Se las presentamos a Dios nuestro Padre, por medio de Jesucristo nuestro Señor.

℟.  Amen.

24:20
Basílica de la Concepción de Madrid: - En el momento de ofrecer el Sacrificio de toda la Iglesia, Oremos a Dios Padre Todopoderoso:

El Señor reciba de tus manos
este sacrificio para alabanza
y gloria de su nombre,
para nuestro bien
y el de toda su santa Iglesia.

Atiende el Señor en tu bondad
por intercesión del santo domingo
las súplicas que dirigimos
y por la eficacia poderosa

de este sacrificio fortalece
con la ayuda de tu gracia
a los defensores de la fe
por Jesucristo nuestro Señor.

℟.  Amen.

24:42
Basílica de la Concepción de Madrid:

℣.  El Señor esté con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

℣.  Levantemos el corazón.
℟.  Lo tenemos levantado hacia el Señor.

℣.  Demos gracias al Señor nuestro Dios.
℟.  Es justo y necesario.

25:11
Basílica de la Concepción de Madrid:

En verdad es justo y necesario
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar
Señor Padre Santo

Dios todopoderoso y eterno
por Cristo Señor Nuestro
porque nos concede la alegría
de celebrar hoy la fiesta

de Santo Domingo de Guzmán
fortaleciendo a tu Iglesia
con el ejemplo de Su Vida Santa
instruyéndola con su Palabra

y protegiéndola con su intercepción
por eso con los Ángeles
y con la multitud de los Santos
te proclamamos el himno de Alabanza
diciendo sin cesar:

℟.  Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo.
Llenos están los cielos
y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

Santo eres en verdad, Señor,
fuente de toda Santidad;
por eso te pedimos
que Santifiques estos dones
con la efusión de tu Espíritu,

de manera que se conviertan
para nosotros
en el Cuerpo
y la Sangre

Santo eres en verdad, Señor,
fuente de toda Santidad;
por eso te pedimos
que Santifiques estos dones
con la efusión de tu Espíritu,

de manera que se conviertan
para nosotros
en el Cuerpo
y la Sangre

de Jesucristo,
nuestro Señor.
El cual,
cuando iba a ser entregado

a su Pasión,
voluntariamente aceptada,

tomó pan; dándote gracias, lo partió
y lo dio a sus discípulos diciendo:

TOMAD Y COMED TODOS DE EL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.

26:48
Basílica de la Concepción de Madrid:

Del mismo modo, acabada la cena,
tomó el caliz, y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y BEBED TODOS DE EL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR MUCHOS
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

27:20
Basílica de la Concepción de Madrid:

Este es el misterio de la fe:

Anunciamos Tu Muerte,
proclamamos tu Resurrección
Ven, Señor Jesús

27:28
Basílica de la Concepción de Madrid:

Así pues padre
al celebrar ahora el memorial
de la muerte y resurrección
de tu hijo te ofrecemos

el pan de vida y el cáliz de salvación
y te damos gracias
porque nos hace dignos
de servirte en tu presencia

te pedimos humildemente
que el Espíritu Santo
congregue en la unidad
a cuantos participamos

del cuerpo y la sangre de Cristo
acuérdate Señor de tu Iglesia
extendida por toda la tierra
y con el Papa Francisco

con nuestro Obispo Carlos
y todos los pastores
que cuidan de tu pueblo
llévala a su perfección por la caridad

acuerdate también de nuestros hermanos
que durmieron
en la esperanza de la Resurrección
te pedimos hoy
de forma especial por ...
y de todos los que han muerto
en tu misericordia admitelos a contemplar
la luz de tu rostro

ten misericordia de todos nosotros
y así con María la Virgen
Madre de Dios su esposo san José
los Apóstoles, Santo Domingo de Guzmán

y cuántos vivieron en tu amistad
a través de los tiempos
merezcamos por tu hijo
Jesucristo compartir la vida eterna
y cantar tus Alabanzas

28:37
Basílica de la Concepción de Madrid:

Por Cristo
con Él y en Él
a ti Dios, Padre Omnipotente
en la unidad del Espíritu Santo
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos

℟.  Amen.

28:51
Basílica de la Concepción de Madrid: - Y llenos de alegría por ser hijos de Dios, digamos confiadamente la Oración que Cristo, nos enseñó:

PADRE NUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

29:28
Basílica de la Concepción de Madrid:

Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.

℟.  Tuyo es el reino,
tuyo el poder y la gloria,
por siempre, Señor.

29:49
Basílica de la Concepción de Madrid:

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:
"La paz os dejo, mi paz os doy";
no tengas en cuenta nuestros pecados,
sino la fe de Tu Iglesia

y, conforme a tu palabra,
concedele la paz y la unidad.
tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos.
Amen

30:07
Basílica de la Concepción de Madrid:

℣.  La paz del Señor esté siempre con vosotros.
℟.  y con tu espíritu.

Nos damos fraternalmente la paz

30:27
Basílica de la Concepción de Madrid:

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.

30:46
Basílica de la Concepción de Madrid:

Éste es el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.
Señor, no soy digno de que entres en mi casa,
pero una palabra tuya bastará para sanarme.


34:35
Basílica de la Concepción de Madrid:

Oremos
por tu Iglesia Señor
reciba en plenitud la eficacia
salvadora de este Sacramento

con el que nos ha alimentado
en la fiesta de Santo Domingo
el que fue gloria de la Iglesia
por su predicación

sea ahora protector desde el cielo
por Jesucristo Nuestro Señor

℟.  Amen.

℣.  El Señor esté con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

La bendición de Dios Todopoderoso
Padre, Hijo y Espíritu Santo
descienda sobre vosotros
que tengáis un buen día

que dejemos que Jesús venga
hasta nuestra barca
incluso sobre todo cuando más se tambalea
podéis ir en paz

℟.  Demos gracias a Dios.


Enlaces externos



Genesaret: Lago de Galilea perteneciente al sistema fluvial del Jordán. Su nombre procede del de una ciudad en sus riberas, citada en el A.T. con el nombre de Kinneret (1 Re 15, 20; Cf. Nm 34, 11; Mac 11, 67), cuyas ruinas estan siendo excavadas en el lugar llamado Tell el-Ureimeh. En sus inmediaciones (Hirbet Miniya) existía un poblado en los tiempos del N.T. que se designa como Genesaret (Mt 14, 34; Mc 6, 53).

Mar de Galilea (Lago en Israel): El mar de Galilea, también llamado mar o lago de Tiberíades y lago de Genesaret, es un lago de agua dulce de Asia occidental, situado en la región del Próximo Oriente, y perteneciente a Israel,


Cinco Primeros Libros de la Biblia, que llaman el Pentateuco