domingo, 22 de julio de 2018

22.07.2018 - El Día del Señor - Parroquía Santiago Apóstol






El día del Señor - Parroquia Santiago Apóstol-Torrejón de Ardoz




La 2 de RTVE

Publicado el 22 jul. 2018 (La 2 de RTVE) El día del Señor - Parroquia Santiago Apóstol-Torrejón de Ardoz, el día 22 jul 2018 a las 10:30 de la mañana



Inicio de la Santa Misa y Dedicación


00:22
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - (Música) Nos encontramos en una de las zonas de expansión de Torrejón de Ardoz, municipio cercano a Madrid. Este es un barrio relativamente joven. Como jóven es el Templo dedicado al Apóstol Santiago construido en 2005. La Parroquía organiza la Vida Pastoral, Celebración de los Sacramentos, Acción Social, a través de diversos Grupos. Nos lo explica su nuevo Párroco. Álvaro tú has sido nombrado Párroco hace seis meses de esta Parroquia. Pero ¿dónde has estado antes, realizando tu Ministerio Sacerdotal?

01:03
Padre D. Álvaro Castro Castro: - Pues antes de venir aquí estuve en Campo Real cinco años, y anteriormente en Estremera y Vera de Tajo. Y anteriormente, en Patones y Torremocha del Jarama (ambos de la Comunidad de Madrid).

01:14
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - ¿Y cual fue tu primera impresión, cuando llegastes aquí y vistes esta Comunidad Parroquial?

01:18
Padre D. Álvaro Castro Castro: - Bueno, cuando me dieron el Nombramiento, mucho miedo, porque era una Parroquía muy grande y yo había sido Cura de Pueblo hasta entonces. Y en principio, así, pues mucha desproporción. Pero luego al llegar aquí, me encontré con una Parroquia muy joven, con mucha alegría, mucha fuerza. A mí, me impresionó mucho los primeros días que Celebré los domingos, porque había muchísimos niños, jóvenes, matrimonios jóvenes, sobre todo.

01:49
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - Álvaro, ¿cómo tenéis organizadas actividades en la Parroquía?, ¿Qué tipo de Actividades tenéis?

01:55
Padre D. Álvaro Castro Castro: - Para mí el tesoro más bonito de la Parroquia, todo, todo es un tesoro, pero sobre todo el Grupo de Familias Jóvenes, que es un poco el pulmón de la Parroquia. Luego, pues tenemos lo habitual, Cáritas, que es una maravilla el trabajo que hacen, atendiendo las necesidades de los más pobres de nuestro pueblo. Las Catequesis, que los niños, es una vida muy bonita, con las Catequistas. Y la verdad que bueno, en general, hay una vida grande. Luego, lo cotidiano, las Misas, el Rosario.

02:31
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - Nos has hablado de los Grupos que hay en la Parroquia, seguramente claro, que hay Catequistas, Animadores. ¿Cómo tenéis organizada la Formación de toda esta gente?

02:41
Padre D. Álvaro Castro Castro: - Desde hace unos años participamos de la Formación que recibimos en el Obispado. Eso también da una riqueza y unos horizontes más grande. También tenemos un deseo de ir como cambiando un poco las formas de la Catequesis, más dirigida a la Familia, más que personalizada en los niños. Ampliar más a la Familia, para acogerles, para formar a los padres.

03:07
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - Tú has llegado nuevo a esta Parroquia. Obviamente, ya tiene unos años de rodaje y ya está organizada. Pero seguramente, ¿te habrás marcado algunos objetivos? ¿Qué quieres conseguir tú, en esta, tu nueva actividad como Párroco?

03:22
Padre D. Álvaro Castro Castro: - Pues bueno, desde que llegué le he dicho a la gente, bueno me he dicho a mí mismo que no traía ningún plan, solo seguir lo que Dios quiere hacer. Es decir, estar atento a la realidad y secundar lo que el Señor quiera Originar, o Desarrollar en esta Parroquia. Ese es mi único plan, seguir lo que Él quiere..

03:46
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - Muy bien, muchas gracias.

03:50
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - En esta Comunidad de Santiago Apóstol Celebramos hoy la Eucaristía sintiéndonos también nosotros Peregrinos convocados por el Señor, a participar de su Mesa.

04:31
Guión y Comentarios: D. Javier Valiente: - (Música) (Órgano) (Coro) Buenos días, amigos de "El Día del Señor". Comenzamos aquí la Celebración de la Eucaristía que preside Florentino Rueda Vicario General de la Diócesis de Alcalá de Henares, le acompaña Álvaro Castro Castro, y Mauricio Cambas Zuluaga. Sacerdotes de esta Parroquia de Santiago Apóstol.

06:55
Vicario General de la Diócesis: D. Florentino Rueda: - (Coro)

℣.  En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

℟.  Amén.

07:01
Vicario General de la Diócesis: D. Florentino Rueda:

℣.  La Gracia y la Paz de Jesucristo,
el Señor, esté con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

07:08
Devota Portavoz de la Parroquía:

Bienvenidos todos a nuestra Celebración. Saludamos especialmente a los enfermos y ancianos que nos siguen desde sus casas. Hoy este Domingo del Tiempo Ordinario San Pablo en la Carta de los Efesios nos grita: «Cristo es nuestra Paz». El vino a Anunciar la Paz. Paz para vosotros los de lejos, Paz también a los de cerca. Así unos y otros. Podemos acercarnos al Padre por medio de Él en un mismo Espíritu. «Jesucristo, el Buen Pastor, nos trae la Paz acercándonos al Padre».

07:43
Vicario General de la Diócesis: D. Florentino Rueda:

℣.  Hermanos,
comenzamos los Sagrados Misterios
pidiendo perdón
por nuestros pecados.



Confiteor Deo...


Confiteor Deo omnipotenti et Vobis, fratres,
quia peccavi nimis
cogitatione, verbo, opere et omissione:
mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa.
Ideo precor beatam Mariam semper Virginem,
omnes Angelos et Sanctos,
et vos, fratres, orare pro me
ad Dominum Deum nostrum.


Misereatur nostri omnipotens Deus
et, dimissis peccatis nostris,
perducat nos ad vitam æternam.


℟.  Amen.
Yo Confieso...


Yo confieso ante Dios Todopoderoso
y ante vosotros hermanos
que he pecado mucho
de pensamiento, palabra, obra y omisión
por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa
por eso ruego a Santa María, siempre Virgen
a los Ángeles, a los Santos
y a vosotros hermanos
que intercedaís por mí ante Dios nuestro Señor

Dios Todopoderoso
tenga misericordia de nosotros
perdone nuestros pecados
y nos lleve a la vida eterna.

℟.  Amen.


08:30
Coral Ofelia Nieto:

℣.  Kyrie eleison, eleison
℟.  Kyrie eleison, eleison

℣.  Christe eleison, eleison
℟.  Christe eleison, eleison

℣.  Kyrie eleison, eleison
℟.  Kyrie eleison, eleison


11:04
Coral Ofelia Nieto:

GLORIA en Latín

Gloria in excelsis Deo,
et in terra pax hominibus bonae voluntatis.
Laudamus te,
Benedicimus te,
Adoramus te,
Glorificamus te,
Gratias agimus tibi propter
magnam gloriam tuam,
Domine Deus, Rex caelestis,
Deus Pater omnipotens.

Domine fili unigenite, Jesu Christe,
Domine Deus, Agnus Dei, Filius patris,
Qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Qui tollis peccata mundi,
suscipe deprecationem nostram.


Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis.
Quoniam tu solus sanctus,
Tu solus Dominus,
Tu solus Altissimus, Jesu Christe,
Cum Sancto Spiritu in gloria Dei Patris.



℟.  Amén.


GLORIA en Español

Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos,
te adoramos,
te glorificamos,
te damos gracias.
Señor Dios, Rey Celestial,
Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.
Tu que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tu que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestras súplicas.

Tu que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros.
Porque sólo tú eres Santo,
sólo tu Señor,
Sólo tú Altísimo Jesucristo,
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.

℟.  Amén.




martes, 17 de julio de 2018

17.07.2018 - Santa Misa en 13tv - José Blanco






Palabra de Vida 17/7/18:
«El día del juicio le será más llevadero a Tiro y Sidón»
Por P. Jesús Higueras




Camino Católico

Publicado el 17 jul. 2018 (13 TV / caminocatolico.org/home/) Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 17 de julio de 2018, martes de la 15ª semana de Tiempo Ordinario, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Mateo 11, 20-24:

En aquel tiempo, se puso Jesús a recriminar a las ciudades donde había hecho la mayor parte de sus milagros, porque no se habían convertido:

«¡Ay de ti, Corozaín, ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, cubiertas de sayal y ceniza.

Pues os digo que el día del juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.

Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo.

Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy.

Pues os digo que el día del juicio le será más llevadero a Sodoma que a ti».


Padre Don: Jesús Higueras Esteban


00:18
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - «El día del juicio les será más llevadero a Tiro, a Sidón y a Sodoma que a vosotras». Se refería a esas ciudades de Cafarnaúm y alrededor donde Jesús había predicado. Claro, es que hay gente que ha recibido mucho y con todo eso que ha recibido pues no ha hecho nada. Y sin embargo hay gente que no ha recibido prácticamente nada o muy poquito, porque no han tenido la oportunidad de conocer al Señor y son personas buenísimas y que son capaces de sintonizarse con la Sintonía del Espíritu Santo.

00:45
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - En definitiva y esto nos acerca también un poquito a la «Parábola de los Talentos». Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá, al que poco se le dio, poco se le exigirá. Menos mal que Dios nos va a pedir en función de nuestros talentos. Porque aquellos que somos a lo mejor un poco más cortitos por lo menos tenemos ahí, Dios mío ya sabes... Pero no camuflemos nuestra cortedad, con la pereza con porque ahí está esa es gente que se cree que ser humilde es decir: Dios mío yo no valgo nada, yo no tengo nada, yo no soy nada, yo no sé nada.

01:14
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Pues, pues aprende, evidentemente, la humildad no es decir que no tengo nada, o que no valgo nada. La Humildad es decir: Señor todo lo recibo de ti y como soy tan torpe y soy tan frívolo pues a veces no quiero recibir cosas de ti. Ser humilde es reconocer que a veces me pongo un mal plan y que no quiero ser coherente con mi fe. Y esto nos tiene que llevar, primero agradecer a Dios tantas cosas tan buenas que nos ha dado en nuestra vida. Nuestros padres, nuestra familia, nuestros abuelos, la suerte que hemos tenido. Tener una Parroquia, una Comunidad Cristiana, la Primera Comunión, la Confirmación, las veces que hemos ido a Misa, que hemos Comulgado.

01:52
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - Dios mío, cuántas cosas nos has dado y es de preocuparse un poco y decir Dios mío y nos vas a pedir a cambio. Pues un poquito de correspondencia. Sí, tampoco hay que preocuparse, no nos vamos ahora a angustiar, pero bueno me tiene que decir Dios mío perdóname y dame todo el amor que no ha sabido darte. Con que dijéramos eso está bien, perdóname y te pido todo el amor. Que pongas en mi corazón todo el amor que no ha sido capaz de darte. Eso por un lado y por otro también hay mucha gente pues que no tiene nada de formación, hay mucha gente que no tiene la suerte de tener una Familia Cristiana, que no ha recibido Catequesis, que no conoce a Cristo.

02:22
Padre Don: Jesús Higueras Esteban: - No les podemos juzgar, no podemos ser duros con ellos. Hay gente que no tiene la culpa de no conocer al Señor y efectivamente entran en las Iglesias no se comportan bien y faltan a las cosas y también.. Habrá que pedirles en función de lo que sepan, de las cosas que han recibido y no será ahí por tanto esos justicieros que desprecian a la gente, porque han recibido menos que tú. Por tanto, tú tienes que preocuparte mucho más que ellos de tu recepción de Dios. Ojalá que el Señor nos conceda que querer corresponder a tanta gracia y ser misericordiosos con aquellos que no lo han recibido.


Santa Misa del martes 17 de julio de 2018, 15ª semana de Tiempo Ordinario




Camino Católico

Publicado el 17 jul. 2018 (13 TV / caminocatolico.org/home/) Celebración de la Santa Misa del martes de la 15ª semana de Tiempo Ordinario, presidida por el P. José Blanco, emitida por 13 TV desde la Basílica de la Concepción de Madrid.

Inicio de la Santa Misa y Dedicación


℣.  CAMINARÉ, EN PRESENCIA DEL SEÑOR

Amo al Señor,
porque escucha mi voz suplicante,
porque inclina su oído hacia mí
el día que lo invoco.  ℟.

Me envolvían redes de muerte,
caí en tristeza y angustia,
invoqué el nombre del Señor:
«Señor, ¡salva mi vida!».  ℟.

El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo,
el Señor guarda a los sencillos,
estando yo sin fuerzas me salvó.  ℟.

Alma mía, recobra tu calma,
que el Señor fue bueno contigo,
arrancó mi alma de la muerte,
mis ojos de las lágrimas,
mis pies de la caída.  ℟.

00:24
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

℟.  Amen.

00:30
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  La Gracia de Nuestro Señor Jesucristo,
el Amor del Padre y la Comunión
del Espíritu Santo,
estén con Todos Vosotros.

00:40
Rvrndo.: D. José Blanco:

Hermanos buenos días, sed bienvenidos a la Celebración de la Eucaristía de este martes de la 15ª Semana del Tiempo Ordinario. Como siempre vamos a escuchar la Palabra de Dios, vamos a participar en el Cuerpo y en la Sangre del Señor, pero siendo conscientes como acabamos de oír en el canto de entrada que caminamos y vivimos en presencia del Señor. Un saludo muy cordial y cercano a todos aquellos hermanos nuestros que a través de Canal 13 de Televisión se unen a nosotros en la Celebración Eucarística. Y ahora en un momento de silencio nos acogemos al perdón y a la misericordia de Dios.

01:50
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Tú que has puesto la salvación
del género humano en el Árbol
de la Cruz
℟.  Señor, Ten Piedad

℣.  Tú que padeciste por nosotros
para que sigamos tus huellas
℟.  Cristo, Ten Piedad

℣.  Tú que cargado con nuestros pecados
subiste al leño para que nosotros muertos
al pecado vivamos en la justicia
℟.  Señor, Ten Piedad

02:14
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Dios todopoderoso
tenga misericordia de nosotros
perdone nuestros pecados
y nos lleve a la Vida Eterna

℟.  Amen.

02:22
Rvrndo.: D. José Blanco:

Oremos
Oh Dios que muestras la luz de tu verdad
a los que andan extraviados
para que puedan volver al buen camino
concede a todos los cristianos
rechazar lo que es indigno
de este nombre y cumplir
cuanto en él se significa
Por Nuestro Señor Jesucristo

Tu Hijo, que Vive y Reina Contigo
en la Unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los Siglos de los Siglos

℟.  Amen.

03:05
Lectora de la Primera Lectura:


Lectura del libro de Isaías 7, 1-9 1ª lectura: Si no creéis no subsistiréis.

03:08
Lectora de la Primera Lectura: - Cuando reinaba en Judá Acaz, hijo de Jotán, hijo de Ozías, subieron a atacar Jerusalén Rasín, rey de Siria, y Pécaj, hijo de Romelías, rey de Israel, pero no lograron conquistarla.

Se lo comunicaron a la casa de David:

«Los arameos han acampado en Efraín», y se agitó su corazón y el corazón del pueblo como se agitan los árboles del bosque con el viento.

Entonces el Señor dijo a Isaías:

«Ve al encuentro de Ajaz, con tu hijo Sear Yasub, hacia el extremo del canal de la alberca de arriba, junto a la calzada del campo del batanero, y dile: “Conserva la calma, no temas y que tu corazón no desfallezca ante esos dos restos de tizones humeantes: la ira ardiente de Rasín y Siria, y del hijo de Romelías. Porque, aunque Siri y Efraín y el hijo de Romelías tramen tu ruina, diciendo: ‘Marchemos contra Judá, aterroricémosla, entremos en ella y pongamos como rey al hijo de Tabeel’, así ha dicho el Señor: ‘Ni ocurrirá ni se cumplirá:

Damasco es capital de Siria, y a la cabeza de Damasco está Rasín. (Dentro de sesenta y cinco años, Efraín, destruido, dejará de ser un pueblo). Samaria es capital de Efraín, y a la cabeza de Samaría está el hijo de Romelías. Si no creéis, no subsistiréis’”».


℣.  Palabra de Dios
℟.  Te Alabamos Señor.

04:48
Lectora de los Salmos:


Salmo: Sal 47, 2-3a. 3b-4. 5-6. 7-8 Dios ha fundado su ciudad para siempre.

04:49
Lectora de los Salmos:

℣.  Dios ha fundado
su ciudad para siempre.

℟.  Dios ha fundado
su ciudad para siempre.

℣.  Grande es el Señor y muy digno
de alabanza en la ciudad
de nuestro Dios, su monte santo,
altura hermosa, alegría
de toda la tierra.  ℟.

℣.  El monte Sión, confín del cielo,
ciudad del gran rey;
entre sus palacios, Dios descuella
como un alcázar.  ℟.

℣.  Mirad: los reyes se aliaron
para atacarla juntos; pero,
al verla, quedaron aterrados
y huyeron despavoridos.  ℟.

℣.  Allí los agarró un temblor
y dolores como de parto;
como un viento del desierto,
que destroza las naves de Tarsis.  ℟.

05:48
Canto del Aleluya:


Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7d No endurezcáis hoy vuestro corazón; escuchad a voz del Señor.

℟.  Aleluya, aleluya, aleluya.

℣.  No endurezcáis hoy vuestro corazón;
escuchad la voz del Señor.  ℟.

℟.  Aleluya, aleluya, aleluya.

06:31
Rvrndo.: D. José Blanco:


  Lectura del santo evangelio según san Mateo 11, 20-24 Evangelio: El día del juicio le será más llevadero a Tiro y Sidón y a Sodoma que a vosotras

06:41
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  El Señor esté con vosotros
℟.  y con tu espíritu

℣.  Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo
℟.  Gloria a ti, Señor

06:41
Rvrndo.: D. José Blanco:

En aquel tiempo, se puso Jesús a recriminar a las ciudades donde había hecho la mayor parte de sus milagros, porque no se habían convertido:

«¡Ay de ti, Corozaín, ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, cubiertas de sayal y ceniza.

Pues os digo que el día del juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.

Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo.

Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy.

Pues os digo que el día del juicio le será más llevadero a Sodoma que a ti».


℣.  Palabra del Señor
℟.  Gloria a Ti Señor, Jesús


HOMILIA

07:42
Rvrndo.: D. José Blanco:

Seantaos, difíciles son las Lecturas de hoy, para dejarlas pues que penetren en nuestro corazón y reflexionar sobre ellas. ¿Qué es lo que nos dice el Profeta Isaías en esta Primera Lectura de hoy? Tenemos a un rey de Israel que es el rey Acaz, está amenazado porque quieren atacar Jerusalén. Hay un enemigo extraño como son los Asirios y unos enemigos digamos más cercanos, que son los vecinos de Samaría y de Siria. Que lo que le piden es unirse todos ellos para luchar contra el rey Asirio. Pero Acaz no es un hombre, no es un rey religioso respeta como es tradición en Israel, respeta a los profetas, pero él mismo no es un nombre de devoto un hombre religioso.

08:58
Rvrndo.: D. José Blanco:

Y entonces cuando se encuentra con Isaías, como le pide el Señor a Isaías, vete al encuentro del rey Acaz ... se basa en las enseñanzas de Dios. Que no se preocupe, que por mucha amenaza que tenga de los pueblos de alrededor diciendo que entrarán en el Jerusalén y la destruirán. Dice así ha dicho el Señor ni ocurrirá, ni se cumplirá. Y entonces le pone una condición el Profeta le pone una condición, al rey Acaz «si no creéis no subsistireis» y el rey digamos que respeta esas palabras del Profeta. Pero les está invitando a creer en la Providencia de Dios, en que todo lo que pasa, todo lo que ocurre en el reino de Israel, es porque Dios lo quiere, porque Dios lo permite porque Dios lo desea.

10:17
Rvrndo.: D. José Blanco:

Y por eso incluso ante las amenazas del enemigo, el Profeta le dice al rey eso: «ni se cumplirá, ni ocurrirá, ni se cumplirá», no te preocupes que Dios será el guardián de Israel, que Dios será el que guarde a la Ciudad Santa. Pero eso si, vuelve a la Fe, vuelve a la Fe, porque tú eres el rey de un pueblo que cree. El rey de un pueblo que tiene como Dios, como guía a su Dios. Cree por tanto en la Providencia de Dios. Es como el primer mensaje que la escritura en el día de hoy nos transmite a todos nosotros. Si somos personas de Fe creamos en Dios nuestro salvador. Sigamos sus criterios, sus enseñanzas, estemos siempre atentos a la que a lo que Él nos pide.

11:25
Rvrndo.: D. José Blanco:

Y en el Evangelio pues nos encontramos a un Jesús que va, pues casi en la misma línea de lo que hemos leído como Primera Lectura de Isaías. Jesús antes de subir a Jerusalén predica, enseña, realiza milagros, por todas por todos esos pueblos de alrededor del lago del Lago Tiberíades o del Lago de Genesaret. En esos pueblos es donde él ha estado predicando y donde se le conoce. Sin embargo ve que no hay, que no, que no los siguen sus enseñanzas, que no le hacen mucho caso, en definitiva a pesar de los milagros. Y por eso lo recrimina, se puso Jesús a recriminar a las ciudades donde había hecho la mayor parte de sus milagros.

12:33
Rvrndo.: D. José Blanco:

Porque no se habían convertido, la llamada, la invitación a la conversión, lo primero. Pero incluso pone en primer lugar dos ciudades Betsaida y Corozaín, y las contrapone con dos ciudades paganas como son Tiro y Sidón. Y dice si en esas ciudades paganas se hubieran hecho los milagros y todo lo que se ha hecho en vuestra en vuestras ciudades, seguro que se habrían convertido. Y vosotras Corozaín y Betsaida que pertenecéis a Israel, que tenéis la tradición de todo el Antiguo Testamento, tenéis la Ley de Moisés, no os convertís. Tenéis el corazón duro, pero todavía da un paso más y habla de Cafarnaúm.

13:38
Rvrndo.: D. José Blanco:

Cafarnaúm es su ciudad, Cafarnaúm es el lugar donde Él vivía, antes de como digo, de subir hasta hacia Jerusalén. Cafarnaúm es donde Él vivía, donde Él ha hecho más milagros, donde Él ha enseñado, donde se le ha visto estar con unos y con otros, manifestando la voluntad de Dios. Pues ni siquiera tú Cafarnaúm que eres la privilegiada, tampoco te has convertido y la compara con Sodoma. Sabéis que Sodoma y Gomorra, son los símbolos de ciudades del pecado. Bueno pues, la compara a Cafarnaúm, nada menos que a Cafarnaúm, su ciudad. No es que Él hubiera nacido allí, pero si vivía allí. Pues la compara con Sodoma. Si se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy.

14:53
Rvrndo.: D. José Blanco:

No habría sido destruida por el fuego, ¿qué quiere decir con todo esto Jesús?. Que al que más muestras se ha dado del amor de Dios, mayor responsabilidad tiene. Por eso Corozaín y Betsaida y sobre todo Cafarnaúm tenéis mucha más responsabilidad que cualquier otra ciudad. Porque en vosotros se ha hecho, lo que no se ha hecho en otros lugares. Y entonces también nosotros tenemos que reflexionar esta Palabra de Dios para nuestras propias vidas. ¿Qué ha hecho Dios con nosotros?, es que lo ha hecho todo, es que nos ha cuidado. Es que ha seguido nuestro caminar llevándonos de la mano, es que nos ha ofrecido a través de Jesucristo la salvación definitiva. No se ha reconciliado definitivamente con el Padre, ¿qué más puede hacer Dios con nosotros?

16:18
Rvrndo.: D. José Blanco:

Si nosotros hemos conocido todo eso, tenemos mayor responsabilidad, en nuestras vidas. Nuestra vida tiene que ser diferente a la de los demás, nuestra conducta también tiene que ser otra y no es otra cosa que fidelidad. Fidelidad a la voluntad de Dios, fidelidad a lo que nos han enseñado Jesucristo. Porque nosotros tenemos más responsabilidad que aquellos otros que no han conocido a Jesucristo. Y desconocen la gran Obra de Dios para con la humanidad. Nosotros somos más responsables, porque nosotros si lo hemos conocido. Entonces la Palabra de Dios nos está invitando, a que seamos coherentes con lo que hemos conocido, coherentes con ese Dios que nos quiere, coherentes con ese Jesucristo que hasta derrama su sangre y se entrega por nosotros.

17:38
Rvrndo.: D. José Blanco:

Tenemos que ser coherentes, no lo somos porque somos débiles, porque cada uno de nosotros tenemos nuestra propia miseria. Pero tenemos que agarrarnos a la Gracia del Señor y estemos seguros de que Él nos ayudará, en nuestra debilidad. Nos dará la Gracia en nuestros cuerpos y mentes frágiles y entonces agarrándonos a esa Gracia, agarrándonos a ese Don el Señor nos da, debemos ser Testigos de su amor, en la sociedad y en el mundo en que vivimos. Pues que el Señor nos ayude en esta Eucaristía y que seamos siempre capaces de Alabar al Señor por todo lo que nos ha ofrecido. Vamos a pedírselo así al Señor.

18:49
Rvrndo.: D. José Blanco:

Con toda la fuerza del Espíritu Oremos hermanos y pidamos a Dios nuestro Padre que escuche en su bondad nuestra Oración

℣.  Por la Santa Iglesia
esposa de Cristo y Madre nuestra
para que Dios le conceda la paz
la libertad y la unidad

aumente el número de sus hijos
y la firmeza de su Fe hasta el día
glorioso del retorno de Jesucristo.

℣.  Rogemos al Señor
℟.  Te Rogamos Oyenos.

℣.  Por el Papa y por los Obispos
que proclaman al mundo la palabra de Dios
para que gobiernen en la iglesia
con sabiduría y prudencia.

℣.  Rogemos al Señor
℟.  Te Rogamos Oyenos.

℣.  Por todos los que participan
en el gobierno de las naciones
para que el Espíritu Santo los asista
con su luz y justicia.

℣.  Rogemos al Señor
℟.  Te Rogamos Oyenos.

℣.  Por toda la humanidad
para que Dios padre todopoderoso
purifique al mundo de todo error
aleje el hambre, conceda el retorno

a los que están lejos, salud a los enfermos
libertad a los oprimidos
y paz a los que viven sin ella.

℣.  Rogemos al Señor
℟.  Te Rogamos Oyenos.

℣.  Por cuántos estamos aquí reunidos
en el Señor, para que Dios
nos dé la paz del corazón,
el perdón de los pecados y la firme
voluntad de obedecer siempre sus mandamientos.

℣.  Rogemos al Señor
℟.  Te Rogamos Oyenos.

20:13
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Escucha a Dios de misericordia
las oraciones que te hemos presentado
con humildad y confianza
y haz que deseemos siempre cuanto te agrada
por Jesucristo Nuestro Señor

℟.  Amen.

21:15
Rvrndo.: D. José Blanco:

Bendito seas, Señor,
Dios del universo,
por este pan, fruto de la tierra
y del trabajo del hombre,

que recibimos de tu generosidad
y ahora te presentamos;
él será para nosotros pan de vida.
Bendito seas por siempre, Señor.

21:29
Rvrndo.: D. José Blanco:

Bendito seas, Señor,
Dios del universo,
por este vino, fruto de la vid
y del trabajo del hombre,

que recibimos de tu generosidad
y ahora te presentamos;
él será para nosotros bebida de salvación.
Bendito seas por siempre, Señor.

21:59
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Oremos, hermanos,
para que este sacrificio, mío y vuestro,
sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.

℟.  El Señor reciba de tus manos este sacrificio,
para alabanza y gloria de su nombre,
para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.

℟.  Amen.

22:13
Rvrndo.: D. José Blanco:

Mira Señor los dones
de tu Iglesia suplicante y concede
que sean recibidos para crecimiento
en santidad de los creyentes
por Jesucristo nuestro Señor.

℟.  Amen.

22:27
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  El Señor esté con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

℣.  Levantemos el corazón.
℟.  Lo tenemos levantado hacia el Señor.

℣.  Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
℟.  Es justo y necesario.

22:39
Rvrndo.: D. José Blanco:

En verdad es justo darte gracias
es bueno cantar tu gloria
Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno
te alabamos, te bendecimos

por Jesucristo tu hijo
en esta celebración de nuestra Madre
y Señora en Cristo nuevo Adán
y en María nueva Eva se revela el misterio

de tu Iglesia como primicia
de la humanidad redimida
por este inefable don

la creación entera con la fuerza
del Espíritu Santo emprende de nuevo
su camino hacia la Pascua Eterna

por eso nosotros unidos a los ángeles
y a los santos cantamos a una voz
el himno de tu gloria diciendo
sin cesar:

23:36
Rvrndo.: D. José Blanco:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del Universo.
Llenos están el cielo
y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

23:51
Rvrndo.: D. José Blanco:

Santo eres en verdad, Señor,
fuente de toda santidad;
por eso te pedimos
que santifiques estos dones

con la efusión de tu Espíritu,
de manera que sean
para nosotros Cuerpo y Sangre
de Jesucristo, nuestro Señor.

El cual, cuando iba
a ser entregado a su Pasión,
voluntariamente aceptada,
tomó pan; dándote gracias, lo partió
y lo dio a sus discípulos diciendo:

TOMAD Y COMED TODOS DE EL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.

24:52
Rvrndo.: D. José Blanco:

Del mismo modo, acabada la cena,
tomó el caliz, y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y BEBED TODOS DE EL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR MUCHOS
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

25:40
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Y éste es el Sacramento de nuestra Fe:

℟.  Anunciamos tu muerte,
proclamamos tu resurrección.
!Ven, Señor Jesús!

25:50
Rvrndo.: D. José Blanco:

Así, pues, Padre,
al celebrar ahora el memorial
de la muerte y resurrección de tu Hijo,
te ofrecemos el pan de vida

y el cáliz de salvación,
y te damos gracias porque nos haces dignos
de estar aquí en tu presencia.
celebrando esta Eucarístia.

Te pedimos, humildemente,
que el Espíritu Santo congregue en la unidad
a cuantos participamos
del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

26:18
Rvrndo.: D. José Blanco:

Acuérdate, Señor, de tu Iglesia
extendida por toda la tierra;
y con el Papa Francisco,
con nuestro Obispo Carlos

y todos los pastores
que cuidan de tu pueblo,
llévala a su perfección
por la caridad.

Acuérdate también de nuestros hermanos
que durmieron
en la esperanza de la resurrección,
recordamos especialmente

en esta Eucaristia a ... a él
y a cuantos murieron en tu misericordia;
admítelos a contemplar la luz de tu rostro.

Ten misericordia de todos nosotros,
y así, con María, la Virgen, Madre de Dios,
su esposo San José
los Apostoles, y cuantos vivieron
en tu amistad a través de los tiempos,
merezcamos, por tu Hijo Jesucristo,
compartir la vida eterna
y cantar tus alabanzas.

27:23
Rvrndo.: D. José Blanco:

Por Cristo, con Él y en Él,
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos.

℟.  Amen.

27:42
Rvrndo.: D. José Blanco: - Y ahora hermanos todos juntos como hermanos y miembros de la gran familia de los hijos de Dio. Damos gracias al Padre con las palabras que el propio Jesús nos enseñó:


PADRE NUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

28:26
Rvrndo.: D. José Blanco:

Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.
Tuyo es el reino, tuyo el poder
y la gloria, por siempre, Señor.

28:51
Rvrndo.: D. José Blanco:

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:
"La paz os dejo, mi paz os doy";
no tengas en cuenta nuestros pecados,

sino la fe de tu Iglesia
y, conforme a tu palabra,
concédele la paz y la unidad.

Tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos.

℟.  Amen.

29:12
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  La paz del Señor sea siempre con vosotros.
℟.  Y con tu espíritu.

℣.  Demonos la paz como hermanos
℟.  La Paz esté contigo

29:30
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Cordero de Dios, que quitas
el pecado del mundo,
℟.  ten piedad de nosotros.

℣.  Cordero de Dios, que quitas
el pecado del mundo,
℟.  ten piedad de nosotros.

℣.  Cordero de Dios, que quitas
el pecado del mundo,
℟.  danos la paz.

30:00
Rvrndo.: D. José Blanco:

℣.  Éste es Jesucristo Nuestro Señor,
el Cordero de Dios que quita
el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a esta cena.

℟.  Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

El Cuerpo de Cristo y la Sangre de Cristo.
℟.  Amen.